Uno de los factores fundamentales a la hora de diseñar una web es atender a las acciones básicas que puedes realizar en relación al SEO, o posicionamiento orgánico en buscadores. No vamos a profundizar más en lo que significa el concepto, pero sí queremos dar unas pautas básicas con las que puedes mejorar “la imagen” que le das a Google, principalmente, para que te muestre unas posiciones más altas en los resultados de búsquedas. Se trata de pequeñas modificaciones o aspectos a tener en cuenta que cualquier persona con unos conocimientos mínimos del manejo de la web puede realizar. No van a llevarte a la primera posición, la lucha es encarnizada por esos lares, pero sí que pueden suponer una diferencia en búsquedas de nicho o en comparación con sitios web donde no se ha trabajado el SEO. Vamos a verlas.

Lo primero de todo y más fundamental, es que vayas poco a poco. Es normal que una vez que te decides a invertir tu tiempo en algo quieras ver resultados a corto plazo, pero el SEO es una receta que se cocina lento. Tanto a la hora de realizar mejoras, como a la hora de ver resultados. Así que tranquil@, y paciencia.

¿Con qué deberías empezar?

Pues contra todo pronóstico, papel y bolígrafo. El análisis de palabras clave es toda una ciencia, y es la base de toda estrategia SEO, pero no vamos a pedirte que hagas nada muy exhaustivo. Piensa en las palabras clave por las que quieres que te encuentren tus clientes. Por ejemplo, si tu negocio se basa en restaurar muebles antiguos en tu ciudad, puedes empezar con algo como “dónde restaurar muebles antiguos en (y aquí tu ciudad)”. Piensa varias posibles búsquedas, y mejor si son de estilo long-tail (frases completas). Puedes ayudarte de herramientas como Google Trends para conocer si hay búsquedas suficientes que coincidan con esas consultas en tu área geográfica. Anota unas cuantas búsquedas que abarquen diferentes áreas o servicios de tu sitio web, ya que no es recomendable enfocar diferentes páginas de la web hacia una misma búsqueda. Es como querer centrar la atención en diferentes puntos con un mismo foco.

¿Las tienes? Bien, ahora piensa qué páginas de tu sitio web encaja mejor con esas búsquedas. Lo ideal es que este proceso se haga a la par que la construcción de la web, e ir así construyendo las páginas en función de este plan de SEO, pero no siempre es posible. Si hay que hacerlo a posteriori, puede hacerse. Selecciona un número pequeño de páginas a las que vaya asociada uno de los términos de búsqueda, e intenta que sean páginas clave, que sean un buen “escaparate” de tu negocio.

Una vez que tengamos esa lista, vamos a enfocar esas páginas a esas búsquedas.

Título de página y enlaces:

Es muy importante que el término (frase o consulta) que esté asociado a esa página esté presente en el título y en el enlace (URL) de la página. Pero cuidado, siempre con coherencia al contenido de la página, y de forma que quede natural. Google penaliza severamente la inserción de palabras clave “a la fuerza”. Así, en la medida de lo posible, adapta el título de tu página a esa frase, y lo mismo con el enlace.

Como es de suponer, las URLs deben ser lo que llamamos “amigables”, nada de códigos alfanuméricos ininteligibles. Una URL estilo www.tudominio.com/fyth5u9wfkf83 no aporta absolutamente nada a mejorar tu posición en el SEO, pero es que tampoco es nada útil para el usuario. No identifica dónde está. Así que tus enlaces deberían ser algo estilo www.tudominio.com/pagina-donde-estás. La configuración de los enlaces puedes cambiarla fácilmente en CMSes como WordPress desde la opción “Ajustes” del menú, pero cuidado con hacerlo en una web que ya esté en marcha y haya enlaces creados y publicados con distinto formato, podrías crear errores 404. Y los errores 404 no nos gustan nada de nada en el mundo SEO.

Palabras clave en negrita

Si algo reconoce Google en el contenido de una página, son las palabras en negrita. Es como identifica los términos que son los más relevantes, como haríamos nosotros a la hora de escribir un texto. Así que cuando estés redactando el contenido de cada página, intenta que sobre todo al inicio y al final del texto aparezca el término de búsqueda que quieres asociarle marcado en negrita. Pero una vez más, cuidado. Hazlo de manera natura, nada de escribir para una máquina. Estamos escribiendo para personas, y a Google hay que tratarlo como tal.

Imágenes

Lo más normal (y recomendable) es que entre tu contenido de la página se encuentre alguna imagen. Siempre hace la página más atractiva. Un aspecto fundamental antes de insertar cualquier imagen, es que repares en su tamaño. La velocidad de carga de una página es clave a la hora de mejorar el SEO, y cuanto menor sea, mejor. Así que no subas imágenes pesadas, mejor en formato PNG, y previamente comprimidas en la medida de lo posible, sin sacrificar la nitidez de la imagen hasta niveles visibles. Además de esto, recuerda realizar estos tres pasos antes de publicar una imagen en tu web:

  1. Antes de alojarla, recuerda renombrar el archivo con la palabra clave objetivo. Una vez más, en caso de que sea coherente con el contenido de la imagen.
  2. Una vez insertada en la web, recuerda darle un atributo ALT que describa lo que se ve en la imagen de forma muy breve, y una vez más mejor si coincide con el término de búsqueda clave. Esta etiqueta se inserta mediante código, pero en cualquier CMS puede hacerlo directamente desde el propio menú de la imagen. Sirve para que, en caso de que la página no cargue correctamente, tengamos una pista sobre el contenido que tenía esa imagen. Y al fin y al cabo, los buscadores no “ven” las imágenes, sólo leen texto, así que si no le indicamos esto, para él es como un espacio en blanco.
  3. Por último pero no menos importante, parece que Google empieza a reconocer los textos insertados en las imágenes, así que en caso de que sea una imagen estilo cabecera, inserta el texto en la imagen.

Snippet de Google

Un último consejo para mejorar el SEO de tu sitio web sería la de que cuides con detalle la información que aporta el Snippet de Google. Cada página web tiene un título y una descripción asociadas que son las que aparecen en los resultados de búsqueda. Si bien Google es el que decide qué muestra en cada snippet, y es probable que no siempre sea lo mismo, sí que  podemos darle ciertas “pistas” de lo que queremos que nos muestre, de forma que podamos optimizarlo para la palabra clave que tenemos en mente. Estas etiquetas “meta” (title y description) pueden insertarse en cada página de manera manual, pero también existen complementos que añadir a tu CMS para poder configurarlos. Así, intenta que el texto incluya el término objetivo, y que no sobrepase los 230 caracteres promedio que muestra el snippet. De igual manera con el título, pero en este caso el límite es de unos 55 caracteres.

Estas son algunas de las mejoras que puedes aplicar en tu sitio web para mejorar tu posicionamiento SEO de una manera fácil y rápida, sin necesidad de tener que dominar programación avanzada. Como decíamos, mejor si empiezas implantando estas mejoras en un numero reducido de páginas, y observas los resultados con herramientas como Search Console. El SEO tiene algunas reglas básicas, pero muchas veces se trata de ensayo-error, y sobre todo de ir adaptándose a los cambios en los algoritmos de búsqueda de Google (que no siempre comparte). Con el tiempo, ve aumentando las páginas en las que aplicar estas medidas SEO.

Y recuerda, nunca caigas en lo que en el mundo SEO llamamos técnicas black-hat, aquellas malas prácticas basadas en insertar de forma forzada o indiscriminada la palabra o término clave, insertarlo en el mismo color que el fondo para que el ojo no lo vea pero sí el buscador, o intentar posicionar una página bajo un término que nada tiene que ver con el contenido que el usuario va a encontrar. Google se dará cuenta, y te penalizará duramente.

Esperamos que estos consejos básicos te hayan sido de ayuda para empezar a mejorar poco a poco el posicionamiento orgánico en buscadores de tu sitio web. Si necesitas ayuda, o herramientas más avanzadas, puedes ponerte en contacto con nosotros y estudiaremos la mejor estrategia para ti.