Los sistemas informáticos de hoy en día siempre están en el punto de mira de algún ciberdelincuente dado que pueden obtener diversas recompensas por vulnerarlos. Por ello, es muy importante que, además de que los sistemas estén bien securizados, disponer una copia de respaldo o réplica. Estas medidas son muy útiles, no solo ante vulnerabilidades del sistema, sino también para cuando se debe hacer algún cambio de suma importancia como, por ejemplo, una importante actualización del sistema. Hoy vamos a explicar dos tipos de medidas distintas que sirven para preservar el estado de los sistemas: la copia de seguridad y la replicación.

¿Qué es una copia de seguridad?

Primero, comenzaremos con las copias de seguridad, basadas en guardar una copia del estado actual de la máquina. Esto se suele hacer con una cierta periodicidad para garantizar la menor pérdida de datos y servicios posibles. Una vez la copia de seguridad esta creada, se suele enviar a otro sistema para minimizar el riesgo de pérdida de éstas, normalmente a un servidor dedicado expresamente a esta funcionalidad. Este método de contención tiene un coste muchísimo más reducido en comparación con las réplicas, dado que un sistema de almacenaje es suficiente para este método. Uno de los mayores problemas de las copias de seguridad es el tiempo que toman en realizarse, tanto la copia como en caso de fallo, la restauración de la misma.

¿Qué es una réplica?

Otra de las formas de preservar los datos, son las réplicas, que consiste en, como su propio nombre indica, replicar el servidor en otra ubicación. Este método se basa en dos servidores que se sincronizan a tiempo real y mantienen un estado idéntico. Esto nos permite una respuesta mucho más inmediata ante ciertos incidentes. Aunque las réplicas sean un método bastante más caro, debido a que requiere dos o más servidores, da una respuesta casi inmediata cuando el servidor principal se encuentra fuera de servicio. El precio elevado de este tipo de seguridad hace que normalmente sea un método que se aplica en grandes empresas o que no se puedan permitir detener ni un momento los servicios que ofrece. Una de las principales desventajas de este tipo de seguridad es que en caso de que el servidor principal sea infectado con algún tipo de Malware, todas las réplicas lo harán y ayudaría a la propagación por la red de dicho problema.

¿Cuál elijo para mi sistema?

Una vez explicados cuáles son estos dos métodos, es hora de decidir cuál es el que usaremos para nuestro sistema. Uno de los parámetros que se debe considerar es el tiempo de recuperación: las réplicas tienen una respuesta inmediata mientras las copias de seguridad pueden llegar a tardar un intervalo de tiempo que puede llegar a varias horas. El precio también es una de las variables importantes, a que preparar un sistema de copias de seguridad es mucho más asequible que montar una réplica. Una vez explicados y comparados los dos métodos, toca decidir cuál es el que prefieres y deseas para tu empresa.

Desde el área de Administración de Sistemas de ETEeKIn by Oreka IT contamos con un alto conocimiento en administración de todo tipo de sistemas, redes, software, hardware, ciberseguridad, digitalización y soporte IT. Consúltanos y buscaremos la mejor solución que se amolde a tus necesidades.

Si te preocupan estos temas o te gustaría revisar otros relacionados con la ciberseguridad a nivel empresarial, puedes dejarnos un comentario o ponerte en contacto con nosotros en el 945 067 219, o en el email eteekin@orekait.com.